Valorización energética

El gas que se genera dentro del depósito controlado es el resultado de la descomposición en ausencia de oxígeno de la materia orgánica que puede haber llegado al vaso de vertido. Esta descomposición genera una mezcla de gases conocida como biogás o gas de vertedero siendo el gas con mayor presencia el metano (50%) Debido a la alta presencia de metano, el biogás es por tanto un gas de efecto invernadero, 25 veces más perjudicial que el dióxido de carbono que emiten los escapes de nuestros coches. Por este motivo, el gas es aspirado del depósito y conducido a un motor de generación de energía eléctrica que aprovecha la energía del biogás para generar energía eléctrica suficiente para abastecer a 600 viviendas.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar